Una renovada oferta turística destaca en esta nueva edición

El Festival do Viño da Ribeira Sacra ofrecerá a lo largo de 3 días una oportunidad única para conocer sus paisajes, para descubrir qué es eso que llaman “viticultura heroica”, expresión acuñada por Otero Pedrayo en su Guía de Galicia de 1926, para recorrer su historia, para conocer su artesanía milenaria y a la vez, poder degustar en un entorno idílico unos vinos que son mucho más que vino, todo ello en un ambiente tranquilo y relajado donde todo el mundo puede disfrutar de una oferta lúdica, cultural, gastronómica y turística a través de las múltiples actividades diseñadas para todos los públicos.
Ejemplo de ello son las distintas rutas turísticas que se realizarán en su mayoría a lo largo de los días 6 y 7 de julio.

Este año, el Festival do Viño da Ribeira Sacra, ofertará 5 nuevas rutas turísticas desde la mañana del viernes hasta la tarde del sábado, diseñadas exclusivamente para esta edición en la que descubriremos los encantos de los ríos Miño y Sil, viajaremos hasta el valle de Quiroga donde cepas y olivos, vino y aceite, conviven en perfecta armonía. Caminaremos entre viñedos y sentiremos todo lo que nos ofrece una tierra única, poblada por unas gentes que hace 3 décadas fueron capaces de imaginar un mejor futuro para sus hijos, un futuro para una tierra de vino que dio nombre y limitó geográficamente un territorio que acertó en llamar Ribeira Sacra.

Los más pequeños también podrán pasarlo muy bien y aprender con los talleres infantiles de manualidades que desarrollará Imaxinatia. Si lo desean, podrán descubrir un oficio como la Alfarería Tradicional de Gundivós, de la mano de uno de los últimos alfareros que siguen trabajando y que lucha día a día por mantener con vida un oficio milenario que corre el riesgo de desaparecer.


Los que se animen a experimentar con los sentidos, se sorprenderán con la propuesta del taller sensorial “Juego de Sabores” o también se podrán reír y divertir en el taller tradicional de cuentacuentos que llevará a cabo Anxo Moure. Todas estas actividades se realizarán durante todo el día del sábado hasta la clausura del Festival que tendrá lugar el domingo día 8 de julio al mediodía.

De regreso al Festival y después de conocer y comprender la grandeza y singularidad de esta tierra, será un buen momento para disfrutar de los grandes vinos presentes, de cada una de las 24 bodegas que participan este año, representativos de las 5 subzonas que conforman la D.O. Ribeira Sacra.

Cuando caiga la noche, será el momento de disfrutar en la Plaza de España con la música que nos traerá Najla Shami y Sons do Douro el viernes día 6 de julio. Davide Salvado y A Banda da Loba se subirán al escenario en la noche del sábado 7 de julio.